jueves, 29 de septiembre de 2011

Comunicacion Incomunicada

Les voy a decir una cosa...

Hace 3 años, un hombre llamado Steve Jobs, que ya solo el que el nombre de un gran empresario de la tecnología sea: Don Esteban Trabajos... Me fascina.

Deciamos ayer... Que hace tan solo 3 años, el Señor Trabajos, ante una plebe de tecnócratas enfervorecidos presento un telefono llamado Áifon (para los tikismikis: Iphone)

Pues bien, el Señor Trabajos en la presentacion, espectacular además, dijo: "este telefono va a hacer que todos estemos mas y mejor comunicados..."

Mejor comunicados. Que dios le conserve el intelecto (el tiempo que le queda de vida...) porque lo que es adivino va a ser que no. El humano catarrino cuanto más tecnologicamente está equipado, menos da paso a la comunicacion. Me explico, cada vez más veo en mi taxi a personas de variada actitud con respecto a como se comunican.

  • Los hay que directamente me ignoran pues están en medio de una insulsa conversación, ya sea laboral o personal. La verdad prefiero las laborales, las personales suelen ser morbosa y a veces soez. Sobretodo, cuando la interlocutora desea que me entere lo salida que esta y se lo dice al amigo o amiga que esta detrás del auricular.

  • Los hay que ante la timidez se esconden tras la excusa de tener que llamar a alguien pues esta en un habitáculo de 3 metros cúbicos con un desconocido les aturde.

  • Los hay que entran en compañía y cada uno a cada lado de las ventanas laterales, tejen una trenza de conversaciones telefonicas.

  • Los hay que discuten por telefono y al colgar lloran o se enfadan con el precio de la carrera... Oiga, que mi taximetro no tiene la culpa.
  • Los hay que escuchan musica y se evaden del entorno. Me gusta sobretodo los que tararean como una cantante japonesa sorda. Genial.

  • Los hay que no paran de teclear porque están en un chat. Algunos sonidos de teclado hacen que se me salten los ticks nerviosos de los ojos.

  • Y los hay que hacen todo a la vez. Parecen que van a pilas pero que las pilas se van apagando poco a poco y van al trantran, porque no pueden estar a una conversación, tecleando un chat y leyendo un post en internet. Y además queres parecer que se pueda con todo.

Pues bien, Señor Trabajos, su modelo de supertelefono NO ha echo que nos comuniquemos mas. Al contrario, a contribuido, junto a las otras marcas, a comunicarnos menos. Gracias a estos Esmarfones (para los tikismikis Smartphones), al final, de los tiempos cuando se nos acabe la bateria no sabremos expresar nuestros sentimientos si no es a través de un blog como este, una red social o un canal de mensajería.

Hace 20 años, un analfabeto tecnologico era aquel que no tenia correo electronico, hace 10 era el que no tenia un telefono celular (para los tikismikis: un móvil), ahora el que carece de un perfil de una red social es un ignorante.

No digo mas...

La pena de la evolución humana es que avanza como los cangrejos, oséa, que no evoluciona... involuciona. Aunque tenemos un ramo de artilugios para comunicarnos, todavia no sabemos expresar con claridad un "te quiero" o "ya no te quiero".

Hay parejas que llevan decadas sin entenderse o si tener cobertura, que gran palabra, van en canales distintos y cuando les falla el wifi llegan las decepciones, o las traiciones. Todavia los hay que matan a su pareja por falta de comunicacion, tanto la emitida o la recibida. Y es que no me extraña, cuando alguien mata a golpes a su pareja pienso que no falla la tecnologia, falla el animal.

Y, me hizo cierta gracia el otro dia cuando vi por enésima vez una de mis peliculas dramaticas favoritas, Blade Runner. En un momento de la pelicula, hambientada en 2019 el protagonista llama a una replicante de la que se ha enamorado... ¡desde una videocabina publica...!

Con lo que me llenó de esperanza... en el 2019 ya no habra telefonos celulares... Ni sol, ni amor.

martes, 27 de septiembre de 2011

Carpáccio A La Maletínni

Lugar: Estación de atocha.

Hora: 23:45

Morfología: Hombre, caucasico, 1,80 y 90 kg. Moreno, tez blanca, de indumentaria siniestra (negra), maletin en la izquierda y maletón en la derecha.

Al ver que me cuesta un riñón levantar el maletón eintentarlo meter en el maleteroparamaletones, agarra con fuerza un ása y me ayuda a terminar mi azaña colocatoría.

 - "Pesa mucho. No te importa, ¿verdad?" - me dice despues de hacer el esfuerzo y viendo que me había dado un aviso mis cervicales.

- "Mientras no lleve dentro un muerto trozeado…"  - dije yo, haciendo uso de mi sarcasmo humoristico y entrando en el carromato.

Él, en silencio, mientras accionaba el taxímetro y esperaba destino cambio el rictus de persona normal a la llamada fase: psicopata peligroso; y me respondió:

- "Si llevo o no llevo un cadáver, es mi problema, ¿de acuerdo?"

- "De acuerdo" - contesté absorto mirando al retrovisor, con el pañal lleníto de angustía y olor.


Les voy a decir una cosa...

Hay un probervio taxíal que dice: "nunca preguntes cosas que al final no quieres oir"

En fin, como decía el otro: "de tanto tropezar con la misma piedra... al final le tomé cariño"






TALKING HEADS - PSYCHO KILLER

lunes, 26 de septiembre de 2011

Obsesión



Desde hace mas de 3 años sigue mirándole con total admiración. No hay nada que él pueda hacer que ella no se de cuenta.

Piensa en sus manos, en sus brazos rodeándola y el ruido de la cafetera la sobresalta entre el murmullo de la cafetería. Murmullo de espectros matutinos que la acompañan hasta la hora de la comida, que descansan después un largo y tedioso rato y la necesitan a la hora de la cena.

Si no fuera por él su vida no tendría sentido. Nunca se sintió atraída por nadie, bueno... si, una vez. pero fué en el colegió y Rodrigo no la hacía caso. Al final la guarra de Berta le besó aquella mañana en la granja escuela de Guadalajara y fué la semana mas dura que pudo pasar. Eso, y que le viniera por primera vez la regla, lo que la dolió y la vergüenza que la dio.

Se dedicó simplemente a vagar por la vida sin saber a que atenerse. En los bailes de fin de curso de BUP nadie la invitaba a bailar, ni la esperaban en el metro si se retrasaba 5 minutos.

Pasaron los años y su existencía consistía en trabajar en lo que le salía y dormir en su habitación con la compañía de sus muñecas, su madre nunca quiso ponerle una habitación mas acorde a su edad.

Quim era alto. Le faltaba pelo en el frontal del cráneo, pero tenia una mirada azul que la hacía temblar. Y cuando se le caía algo de algún plato o se quemaba con la jarra metálica al calentar la leche con el chorro de vapor, él siempre estaba ahí para consolarla.

El no era de Madrid, venia de Reus, huyendo del mar y la monotonía. Había momentos en que la cafetería se convertía en el espacio único en el que ella podía estar con él a solas. Y disfrutaba de su compañía. Nunca se habían visto fuera del antro, por la ciudad, siempre dentro de la cafetería. A veces ella se preguntaba que tipo de ropa tendría él a parte del uniforme de la cafetería basado en: camisa blanca y pantalón negro con pinzas.

Una tarde, ella se sentía totalmente vulnerable, no sabía por qué. Y, cada vez que coincidía con él, sentía por dentro una sensación de explosión que no podía controlar. Él se había dado cuenta que algo pasaba, porque las veces en que ellos se juntaban, ella se ruborizaba y no podía mirarle a los ojos... esos ojos como el mar.

Yo estaba allí, ellos no se habían dado cuenta, estaba en la barra tomándome mi café solo con hielo y me daba cuenta que en cualquier momento tendría que irme. Y así lo hice.

A eso de las 00:00, me pase casualmente por la zona. Y en la c/ Conde Casal la vi en un banco sentada llorando. Paré y la dije que subiera, que la llevaba a su casa.

Ella durante el trayecto guardaba plegada una nota y no paraba de mirar por la ventana las calles de Madrid iluminadas por las bombillas de Gallardón. Tenía el puño cerrado y próximo a su boca y de vez en cuando gimoteaba sin agua en los ojos. La dí un paquete de klinex y ni me dio las gracias ni nada. No se lo tomé en cuenta.

La dejé en Moratalaz, donde ella me indicó y espere que entrara en su portal.

Con todos estos detalles, pueden suponer que me estuve encarnando en la señora Flecher hasta que llegué a casa. ¿porque lloraba? ¿que había en la nota? ¿porque estaba sola frente al bar y no con él como todas las noches cuando cerraban juntos el local?

Nunca lo sabré, pero lo que sí que sucedió acontinuación es que a la mañana siguiente volví para tomarme mi solo con hielo, Y el bar estaba precintado por la policía.

Al cabo de 2 semanas, volví, y estaba abierto pero con otros camareros distintos.

Él ya no estaba, casualmente, ella tampoco.

Pregunté a su compañera que había pasado y me dijo que ella estaba en un psiquiatrico y él había desaparecido.

Que él se sentía acosado y ella estaba obsesionada con él hasta un punto enfermizo. Y piensan que ella le mató y se deshizo de su cuerpo, pero no se ha llegado a encontrar el cuerpo. Después de pasar por un examen psiquiatrico, decidieron llevarla a un hospital mental hasta que saliera de el estado catatonico y explicara que pasó. Si es que alguna vez logra salir...

Pero ella nunca salió, Quim nunca apareció y yo nunca volví más a esa barra de bar.


Les voy a decir una cosa...

A veces, la razón y el corazón no cordinan y mas que bien fabrican el mal o el error.

A veces, no sabemos entender que lo que queremos no es lo que nos quieren dar y que aunque insistamos inconscientemente o conscientemente, a lo mejor, no debemos tenerlo.

Simplemente, porque, ya no es el momento de tenerlo. O nos haría daño, o nunca fue nuestro, aunque razonemos que sí...


viernes, 23 de septiembre de 2011

El Tíck Nervioso

Les voy a decir una cosa...

Nadie me había explicado que un tick se contagía. En serio, no lo sabía.

Les cuento.

La ví salir del recinto de Ifema de Bisutex (salón de la bisuteria), el mismo fin de semana en que los modistos de España exhiben su forma de entender la moda, que no es otra cosa que, su modo de reirse de nosotros ¡y encima algun@s lo siguen como si fuera religion!

Pues bien, me llamó la atención como en tan solo 13 segundos su cara se comprimia en un punto centrico de la cara, la nariz, y luego se descomprimía volviendo a su estado natural, ¡4 veces!. Era como si se pillara un pezón en punta con una ventana corredera y no pudiera gritar. El gesto era de lo mas cómico, lo siento, pero es la verdad.

Luego, me tiré toda la tarde haciendo 2 cosas.
  1. el mismo gesto ante el retrovisor, como un niño bobo... si amigos, lo llegué a hacer 2 veces sin darme cuenta delante de clientes..., y 
  2. pensando que cara pondría la gente a su alrededor cuando la viera a la pobre chica al comprar el pan, en un ascensor, bailando en una disco.

Y no les digo nada haciendo el amor con su pareja... supongo que, al principio él no sabría si ella está disfrutando o nó de la faena, o y si a medida del acto, el resultado va siendo placentero, la fotofilm de él disfrutando y ella tambien, peor que la niña del exorcista comiendo un limón con pimienta negra. Que miedito.

Imaginense esa pobre esteticiene que la esté haciendo la manicura y la tenga que cortar la cutícula del meñique... ¡que tensión!. o el pobre dentista que la tenga que hacer una endodoncía...

-"¡¡Señoraaaaa estése quieta por favor... que la voy a clavar la aguja en el ojo!!"

Sí... sí... no se rían, pero su vida debe ser un calvario.

Supongan que trabaje en una aseguradora de servicios funerarios... ¿como puede explicar cual es el mejor ataud o los servicios florales sin que los familiares del muerto se la queden mirando como si vieran a la virgen Maria aparecida en medio de los alibustres o la foresta?

¿Y se la imaginan pintandose la raya de los ojos...? puede tardar la pobre media hora por ojo... "¡vaya por diosss... ya me he vuelto a pintar el pómulo!

En fin...

No se lo van a creer pero escribiendo este triste post, estoy teniendo el mismo tick nervioso a la misma velocidad que aquella mujer que ví en Ifema.

Y no lo nieguen... Ustedes tambien.


La verdad no se porque nos reimos de las cosas que para algunos pueden ser un calvario, a lo mejor es algo inato o impredecible, pero lo hacemos.

En mi otra vida, cuando vivía en un calvario, al lado de mi negocio teníamos un mecanico que sufría un tick distinto. Se atascaba al hablar con una onomatopella curiosa. al principio de algunas frases o en medio, de repente, gritaba: ¡BIIIIEEEEEEHHHH!.

-" A ver... ya os he biiiiiehhhh-reparado la puerta del furgón... el biiiehh-precio os lo dej-biiiiehhhh-dejo en la mesa..."

No hubo duda... le apodamos El Biébié.

Hace tiempo encontré un video en la red, luego leí que probablemente era falso pero simboliza bien lo que les quiero decir.

Que lo disfruten.

jueves, 22 de septiembre de 2011

Un Día Cualquiera... Por Ejemplo: HOY



Les voy a decir una cosa...

Hace unos dias desayunando con los Straits Kats, me preguntarón como era posible que pudiera hacer un post diario (y a veces 2), la verdad es, que he descubierto tarde que escribir un blog me ayuda a pasar de mejor manera mi vida actual. Probablemente si lo hubiera podido hacer antes mi vida hubiera sido de otra forma, no sé... nuca lo sabré.

Por eso, hoy he echo un esfuerzo y con mi Torch en mano he ido creando este Diario de Bitacora de un dia en mi vida para que comprendan de donde (en muchos casos) me inspiro para escribir. Lo que van a leer a continuacion es TOTALMENTE VERIDICO, todo ha pasado hoy.


07:15   Me despierta mi amor, desayunamos juntos normalmente, hoy me ha costado despertarme. Me besa y nos despedimos hasta el medio día.

09:00   Despues de desayunar, miro la prensa por el internet, me ducho, bajo a mi perra y  comienzo mi jornada

09:35   Entro en mi oficina para empezar a trabajar.

10:13   Destino: Aeropuerto T2; dejo chico sevillano trayecto en silencio. Muy soso. Una taxísta grita a un cliente que sale de su taxi insultandole y diciendo que le denuncie que no la dá miedo. Era Jesús mariñas, que raro...

10:44   Destino: Airbus Getafe; ingeniero frances. Simpatico y cordial.

11:14   De vuelta a la oficina visito la orinera y me tomo un solo con hielo, el primero de los 4 del día .

Mario y servidor posando para la posteridad

11:58   Destino: c/ Lagasca 7; hombre maduro, vestido de Tuig con ramo de rosas para regalar a su novia, llevan 22 años juntos. Hoy es su aniversario... ¡Feliz Dia Del Alzehimer!.

12:20    Destino: c/ Valverde 14; un par de implantes de silicona talla 95 copa B envueltos en piel y escoltados por pezones como dedos de mono titi apuntandome amenazadores. Lo que viene siendo una señorita hermafrodita bien armado en dirección al Hotel Siestazul dispuest@ a comenzar su jornada laboral según me dijo.

¡Madrid esta imposible!

12:43    Destino: c/ Jorge Juan esquina c/ Puigcerda. Llevo a Mario Vaquerizo a una reunion. Muy amable, accede a hacerse una foto conmigo, le cuento lo del blog y me dice que cuando sea famoso me acuerde de él...

13:00    Sigo en c/ Jorge Juan y veo a Ana Botella hablando con un mini JoseMariAznar sin bigote y de 20 y pocos años, su hijo Alvarito. Saco mi Torch para retratar el momento y en el otro lado de la acera me chista un joven fornido trajeado con un pinganillo en la oreja izquierda con unas gafas de espejo y fumando y sonriendo me dice:

- "Mejor que no lo hagas, taxista..."  Y como no me gusta discutir... obedezco como un cobarde y arranco.

13:40    Despues de estar buscando clientela y no tener a nadie a quien llevar me hacerco a un carrafú a por apaño de segundo plato. De paso me compro un cd de 5€ de un recopilatorio de Danza Invisible

14:20    Llego a casa.

14:40    Comemos con la tv apagada para poder charlar los tres, me gusta poder hacerlo.

15:15    Me echo con mi chica un rato, es el momento especial del día en el que me abrazo al amor. La pena es que el cansancio nos puede... (pero que mal pensados son Uds.)

Antes de cerrar los ojos pongo la alarma para que a las 16:15 como muy tarde me despierte.  Cierro los ojos...


17:44    Abro los ojos. Me duele la cabeza. Miro el reloj del móvil y maldigo mi estampa. Salto de la cama y se me monta un gemelo... ¡yujú!

18:00    Recién duchadito y con mi gotita de Nenuco en la espalda comienzo la segunda parte de la jornada, no se cuando acabara. De mi tesón depende el triunfo o no.

18:20    Destino: c/ Virgen Del Val 7; traigo a una mujer de unos 52 años, rubia de bote, pelo corto pero con unos ojos azules preciosos.

18:38    Destino: c/ Rafael Bergamin; llevo a una pareja de sexagenarios bien vestidos, ella es muy impertinente va como de marquesa sin titulo y como marcan los canones al llegar se queja del camino por donde les lleve.

¡Madrid sigue imposible y encima otra manifestacion!

19:17     Destino: c/ San Bernardo 3; Hotel Hight Tech. Dejo a un hombre que cojí con un troley, de unos 58 años alto. Promotor de eventos, educado y amable habla todo el trayecto por su Iphone.

19:30     Destino: c/Alcala 400; dos mujeres, una mayor y otra menos mayor. La primera le cuenta a la segunda que esta harta de su marido y que le gustaria dejarle y viajar mientras que la otra se rie y se escandaliza. Son amigas y saben que tienen esos momentos para disfrutar los miércoles.

19:55     Destino: c/Arroyo de la Media Legua; Sala Bingo Garden, mujer suramericana que va al trabajo y me cuenta que un taxista la quiso engañar por la mañana. No sé porque no me extraña...

20:07     Destino: c/ De La Raya 13 (Valdebernardo);  mujer que sale de la Sala Bingo Garden, de donde deje a la muchacha suramericana. Viene de una mala tarde del bingo. Es curioso ver que muchas mujeres de mediana edad en vez de ver tv o hacer deporte, cansadas de vidas sin emociones ven en el bingo su laif motive. Como me dice esta:

-" esto mejor que el sexo... total, para lo que me vale mi Rogelio..."

20:24     Destino: c/Montes Alberes; dejo a un chico que va a ver a un amigo que se le esta muriendo la madre. Él le va a ayudar a sobrellevarlo, porque tiene experiencias extrasensosiales porque habla con los muertos. ¡Yú-yú... yú-yú!

20:50     Destino: Glorieta de Carlos V, (la mal llamada La Glorieta de Atocha), dejo a una muchacha de unos 42 años rubia platino que no se pué aguantá, me ha parado diciendome que solo lleva 13€ para ir a Atocha desde Vallecas donde la recojí, le repondo con mi gracejo que "si le falta dinero no se preocupe, la pongo a fregar los platos de la noche".

Y comienza una conversacion agradable en la que termina diciendome que "con mi labia, me las debo de llevar de calle a diario...".

Sonrío y le digo que "no se haga el lío, que no..."

Y me dice al pagar: "pues porque tú no quieras por que yo esta noche tengo un compromiso, que si no, pero te invitaba a una cervecita..."


Llegado a este punto ustedes pensaran que soy un fantasma... no, se equivocan... soy un simple taxista que triunfa con personas de mediana edad, tanto feminas como féminos, les confieso que la clave de mi exito va más hacía el lado de los féminos...

21:05     Entro en la oficina (estacion de Atocha).

21:22     Destino:c/ Andres Mellado 23; dejo a una muchacha de Jaen que esta cursando Economicas y es optimista con la humanidad "porque de todo se sale..." piensa la pobre.

21:35     Destino: c/De La Cava Baja 17;  llevo a una periodista de La Sexta que en 1ª semana su programa de España Directo como no tiene audiencía lo van a quitar y va a ser la primera vez en 20 años que estará en el paro. No la preocupa porque se va a coger un año sabático. Sin comentarios...

22:00     Destino: Paseo de las Delicias 9; dejo a una pareja que huele a alcohol (los 2). El amor es lo que tiene... Él, tiene mal beber y ella solo sabe pedirme perdón todo el trayecto por el comportamiento de su marido. Al final me toca sacarle a empujones del taxi por borde. ¡Pa chulo chulo... mi pirulo!

22:15     Vuelvo a la oficina.

23:00     Sigo en la oficina esperando cargar. De charla instructiva con los compañeros.

00:00     Sigo en la oficina, empiezo a sospechar que al final me voy con el mudo, expresión coloquial que significa que me iré solo y sin cargar a nadie.

00:35      Destino: c/Lopez de Hoyos esquina a Paseo de Castellana; Hotel Emperatriz, tenia unos ojos grandes negros, una boca grande y un pelo oscuro que le llegaba a la zona en que la espalda pierde su nombre. Se llamaba Abfha que en arabe significa 'alegria'.

La verdad es que, daba alegria de verla... su sonrisa hechizaba hasta a un ciego y olia a una fragancia sin igual, un perfume llamado Alien. Y hablando del perfume, le recomende un libro llamado asi El Perfume de Patrick Suskind. Ella me recomendó Las Virgenes Del Paraiso de Barbara Wood. Nos prometimos leer las recomendaciones literarias.

01:15   Llego a casa, ceno, escribo este post y me ducho para dormir a gusto, ustedes pensaran que me ducho mucho, ¿no?. Pues si. es algo que necesito mental y fisicamente.



Bueno, ahora busquen y diganme a ver si adivinan cual de estas peripecias REALES (insisto por esta vez) habría usado para escribir o nó el post de hoy.

Buenas noches.

miércoles, 21 de septiembre de 2011

El Silencio de Las Corderas


Les voy a decir una cosa...

Al contrario de la mayoría de obtusos de este pais, soy de los que piensan que tener un pais con tantas diferencias culturales o de arraigo rural hace que sea muy interesante.

Lo mismo es porque mi sangre tiene mezcla gabacha y cañí, o por que no me he sentido nunca arraigado a ningún sitio.
Pienso que acierta quien opina que en la mezcla esta la pureza, como canta Pau Donés. Lo que me repatea es que se generalice en los estereotipos pensando que son una realidad. Ni todos los vascos son etarras o brutos, ni los andaluces unos vagos o guasones (es mas, los que conozco son mas bien sosos), ni los gallegos uraños, ni los catalanes tacaños y asin sucesivamente.

Ni los de madrid somos chulos... ¿Mentiendes...?

Pero, que la mayor ignorancia nuestra sea pensar que sólo ocurre esto en nuestro pais. No amiguitos, no...

Miren peliculas tipo Bienbenidos Al Norte o Fargo. En paises tan a la cabeza del retroceso humano como USA, tambien hay esos estereotipos, los de Tejas, (a mi me gusta decir Tejas...  Mejico...) son los de Lepe americanos. Y en Argentina, los torpes son los de Cordoba. Y así por el estilo.

Una vez llegado a este prólogo aclaratorio les cuento, se sube a mi carromato dos chicas muy simpaticas que venian en viaje de trabajo a la capital del imperio. La empresa queria que los comerciales de toda la nacion se juntaran, se conocieran y aunaran proyectos, etc.

Estas chicas eran de una comarca muy bonita de la provincia de Barcelona, El Penedes. Tierra rica en vino espumoso y fiambres.

Pues bien, las muchachas se montan con cierto aire de superioridad desmedido y me indican amablemente que las lleve al Hotel Auditorium. Tenian un atractivo acento catalan, acento que intensifica la entonacion al decir vocablos que contengan la letra L y terminar las palabras acabadas en D con la letra T. Por ejemplo, no suelen decir Madrid, sino MadríT. Al preguntarles de que zona de cataluña eran, se sorprenden de que les haya descubierto por el acento.

-"¡Vaya...! y como lo ha sabidoo? Mira que le dije a La Marta que iba a intentar que no se me notara" y se rie.

-"¿Por que? Nunca hay que renegar de los origenes..."

La otra chica para curar la indiscreción de su amiga dice, como para salvar los muebles :

-"Es que nos habian dicho que a los de Madrít no les gusta nuestro acento..."

-"¿Quien a dicho eso?" - Y sonrio. Ellas se rien y la amiga sigue:

-"Tambien nos han dicho... que Madrit es muy grande y que si pedimos indicaciones nos confundiran y nos perderan... que lo hacen para reirse del forastero" - Y siguen riendose como dos niñas pequeñas.

-"¡Por supuesto!" - Y ellas como locas ridiculas carcajean mas. Y ya en medio de una hilarante risa, la metepatas me dice:

-"Lo que nos han dicho tambien, es que tengamos cuidado con los taxistas, que nos querran engañar..."

Y vuelven a carcajearse, y mi sonrisa se torna en una mueca de mala leche y seriedad y las digo seriamente:

-"Eso no ha tenido ninguna gracia..."

Y derepente la carcajada de las dos se vuelveen un brusco silencio y desde el retrovisor veo me miran como los corderitos de la granja del sueño de Clarisse en El Silencio De Los Corderos. Un silencio chirriante. Me sentí Annibal Lecter. Cuando pasan 5 largos segundos les confieso con una sonrisa:

-"Que no... que es una broma..." - y sonrío. Ellas poco a poco vuelven a reir, como una locomotora que empieza a arrancar.


Es curioso, pero cuanto mas obserbo al humano catarrino, me doi mas cuenta de lo simple que es. Estas chicas venian con la información de que las iban a timar, porque los madrileños somos asín, o vete tu a saber.

En ocasiones, me doy miedo...


lunes, 19 de septiembre de 2011

No Me Canso

- "¡Para, para, para!" - frenazo.

 - "¿¿¿¿Qué pasa...????"

 - "Esa canción… ¿cómo se llama?".

Me quedo estupefaciente en silencio mirándola por el retrovisor, cuento hasta 110 y le digo:

 - "¿Y me haces frenar en medio de la calle para preguntarme eso...?".

Silencio. Sonrojada me responde:

- "Disculpa… me he puesto nerviosa".

 - "Pues toma ansiolíticos o lexatínes, como todo el mundo hace… ¿o no lo sabe...? es la droga de moda y ademas legal... y tranquila, socialmente te entenderá todo el mundo... ¿no ve que la gente se los toma como si fueran Las Pastillas Juanola...?"

Nos echamos a reír y me retomamos la conversación:

 - "Perdoname... ¿Conoces quién canta esa canción que sonaba en la radio?".

 - "Sir Elton John. El tema se llama “Sorry seems to be the hardest word” algo así como "Lo siento, es una de las palabras mas dificiles de decir", es una de las canciones mas bonitas que se ha creado, para mi gusto".

Ella, sin hacerme caso, de repente busca en su bolso algo, como sin escucharme, y después de un par de segundos (de todos es sabido que un bolsón de mujer es un agujero negro en el espacio y no tiene que ser ordenadamente... ordenado), sacando una libretíta y un miniboli me pide:

 - "¿Podría escribirlo en un papel? mi ingles es pésimo" - y me sonríe como un gatito en busca de un platito de leche.

 - "Claro... para eso trabajo en el mundo del tásis, para llevar personas y apuntar canciones en un papel...". La digo guiñandola un ojo y ella vuelve a sonreír sonrojada.

 - "Muchas gracias, le explico... que vergüenza... es que gracias a esa canción conocí a mi marido... estábamos en una fiesta cada uno con nuestros amigos... se acercó y me sacó a bailar; así, sin más... Me dijo al oído que escuchara con atención la primera frase; pero yo no entiendo el inglés, y él nunca me la quiso traducir…"

 - "Creo que la primera frase dice algo así como: ¿Qué tengo que hacer para que me quieras?”.

Y llenandosele la cara de entusiasmo y alegría mezclada de tontez. Como el adolescente que mira a su enamorada y pisa un charco y sonríe enamorado como si no pasara nada, dice:

 - ¡Qué tío...!. Y al final lo consiguió…aunque no la entiendo desde hace 20 años... es nuestra canción.




Les voy a decir una cosa...

En todas o casi todas las parejas hay un ritual que hace que se creen vinculos especiales. Se suele hacer adueñándose de poemas, películas, música, parques, bancos de los parques, postres, colores, olores o fragancias, bailes...

No hace falta que rea romantico o especial la canción o la pelicula, si lo es, mejor. Lo especial es la vivencia del momento. El entorno que pinta que sea magico la situación y te adueñes del moemnto de tal manera que pase lo que pase siempre sientas lo mismo cada vez que oyes o ves o estas en algún sitio que sea "eso", especial.

En el caso de ella, ese tema de Elton John en realidad es un tema de amor perdído, de súplica por volver o ser perdonado. Lo importante no es el tema o el porqué de la musica, es el fondo de los sentimientos que nos mueven a quererlo como tuyo.


En mi caso, sucedió con una mezcla de baile con beso.

Fue hace casi 20 años también. Era diciembre y me moría de ganas de besarla, soñaba con hacerlo día a día y noche a noche. No hay nada como retener el amor. Me pasaba lo mismo que a Marc Knofler, esa chica la tenia en mi mente a todas horas, como dice él, tenía mi imaginación "trabajando a horas extras...".

Hay que ver. Lo bueno de la memoria, al ser selectiva, es que intensifica los momentos mágicos y cada vez que oigo esta canción me acuerdo de ése baile y de ése primer beso en el salón de una casa.


Me acuerdo de como temblé al abrazarla en medio de esa guitarra llorando pasión y llorando amor perdido y mientras, nosotros nadábamos con la música solos en medio unas aguas turbulentas. El tiempo se detuvo, los problemas también y ahí estábamos los dos, ajenos a todo durante 6 minutos que duró el You & Your Friend

"No me canso". Fue nuestra manera de decirnos que nos esperaríamos, que cumpliriamos el pacto, y así lo hicimos, pero ese día de diciembre con ese tema de fondo lo rompimos y dejamos libre el deseo y el amor...

Supongo que es nuestra canción, siempre que la escucho pienso en esa tarde...









P.D. : ¿que pensaban... que iba a poner la traducción...? ¡Un poquito de porfavor...!

domingo, 18 de septiembre de 2011

Pero La Quiero

-"Qué siii... que si, mujer... ¿como se me va a olvidar?... annda luego nos vemos.." (cuelga el telefono) "¡que pesada...!" me mira, me guiña un ojo  y  me sonríe.

Como vé que no le sigo la mirada (a lo mejor porque estoy conduciendo con un trafico de bemoles) vuelve a insistir:

-"Las mujeres... que son unas pesadas, ¿no?"

-"A veces... no se..."

-"¿no tiene pareja, no esta casado...? ¡No sabes usted la suerte que tiene! vamos me quitan a mí 15 años y sigo soltero... vamos con la cantidad de chóchos que hay... ¡fundo la ciudad!

A ver, llegado a este punto de comunicación entre cliente y provedor de servicios, valoro la posibilidad de que al serguir este tema en concreto y dar mi punto de vista, haga que el señor cliente se ofenda o no quiera seguir con el tema. Varón de unos 50 años, casado y cansado de estarlo, añorando una segunda juventud, grecian 2000 color oscurete enel pelo para disimular las canas.

Despues de micromeditarlo... calculo y pongo en marcha la maquina.

-"¿esta usted casado desde hace mucho?" -pregunté.

-"A ver... desde hace 30 años... hombre eran otros tiempos, si queriamos cama teniamos que casarnos, ya me entiende, no es como ahora... que las chicas estan deseosas..." - y se ríe - "¡y nosotros claro, ya me entiende...!"

La verdad es, que este engendro humano, este cruze de aborto de Espinete mezclado con Arturo Fernandez, si piensa que las mujeres de ahora te agarran del cuello a la vuelta de la esquina y te violan impunemente solo por el hecho de ser macho, si le dejara la mujer, no duraba ni un asalto.

-"Pero a ver, tampoco estará mal con su señora, lo digo porque llevan casi una vida juntos, ¿no?" - dije.

-"¡Que va!, lo nuestro ya es aguantarnos... mire, no puedo mojar pan en las salsas... ¡dice que siempre me mancho! y solo son algunas veces... no puedo llegar a casa despues de la timba y querer cama... ¡siiiempre esta dormida!, y me da igual que sean las 4 o las 5, a ver si me entiende... no aguanta a mi madre, ¡mi madre que es una santa! se olvida ya de lo jorobado que me lo hizo pasar su padre (que era un guardia de Franco)... y luego esta en lo fisico, ha engordado, las tetas se le han caido, tiene arrugas, esta siempre conmigo de mal humor... y de sexo ni  le cuento... con eso de la menopausía... ahora que a mí me cuesta a veces, encima se enfada... lo que me a costado a mi hechar un casquete y ahora es ELLA la que no tiene paciencia..."

-"¿Porque será?" - pensé.

El hombre mirando a la ventana, se empezó a emocionar y sin querer que viera como lloraba y me confesó:

-"La verdad... es que... la quiero. No se que haría sin ella... mire, hoy es nuestro aniversario, se me había olvidado y me ha llamado al cacharro este para recordarmelo y pedirme que no llegue tarde que me ha hecho una cena especial..."


Les voy a decir una cosa...

Los humanos catarrinos cofundimos la convivencia con la felicidad. Y cuando la convivencia tiene grietas no las aceptamos porque pensmos en el fracaso no en la cotiedanidad.

Esa mujer era una santa. Y ese hombre era un cabestro. Pero en el fondo se querían, ¿para que mas?

Cuando se calmó, le propuse que fueramos a una floristería y comprara el ramo mas bonito. Luego le invité a una cervecita. Nos reimos, hablamos de futbol y de Salvamé... y le dejé en su casa agradecido.

sábado, 17 de septiembre de 2011

Beth

Cuando medito en ella, me lleno de paz y ternura.

Beth tiene el poder con su mirada y su voz, de llevarnos a la calma y el sosiego. Ella no se da cuenta, pero llena de emoción y amor los huecos de nuestra amarga andadura por la dura y complicada existencia en la vida de los comunes mortales.

Con su elixir de vitalidad nos anima y nos completa, y eso hace que sintamos ganas de seguir. Pero su sobre exposicion a ser el SAMUR de todos, le pasa factura. Beth, a veces, se debilita, necesita reposo y consuelo.

Su vida, como la de muchos, no es facil. Sus orígenes, en ocasiones, han mellado su preciosa sonrisa, sonrisa que me gusta, como salir de la ducha con la espalda mojada o acariciarme el cuello lentamente.

Beth se da a los que nos llamamos los suyos sin pedir nada a cambio, bueno si, solo pide en silencio una cosa: recobrar el cariño que regala. No por un deseo egoista, no, es el pacto de la empatia y el cariño.

Desde hace algun tiempo Beth no se encuentra bien. Ha dado y da demasiado, lo hace día a día, al los de aqui y a los de allá. Necesita un descanso de todo o un apoyo. No se puede estar empujando o abriendo puertas siempre, ¿verdad?. Apoyate en nosotros, descansa en nuestro regazo.

Beth, no estas sola aunque a veces lo sientas. Somos legión los que te queremos, princesa Beth. Somos granos de arena los que te necesitamos, necesitamos tu mirada, tu sonrisa, tus gestos, tu voz. Aquí estamos y estaremos, no esperaremos a oir tu llamada de auxilio, no. Simplemente dejaremos que el viento sople nuestra fragata para poder llevarte a donde necesites.

Y si no hay viento, remaremos... y si las fuerzas nos fallan buscaremos las corrientes que nos lleven a las aguas tranquilas.


El Eco De Mi Silencio


Les voy a decir una cosa...

A veces me llama poderosisimamente la atención la cantidad de silencios que oimos, no solo en conversaciones sino, en estados o momentos compartids con otras personas, conocidas o desconocidas.

En mi caso normalmente suele ser con desconocidos/as. Los podemos catalogar de dos tipos: Silencio Comodo y Silencio Tedioso. Pero en la practica es dificil de saber cual es cual.

Hay silencios que comienzan nada más indicarme el destino y no se desintengran hasta llegar. Esos son silencios cómodos, por su morfología, el usuario parece ocupado (o bien simula estarlo) navegando en el menú de su teléfono móvil, por ejemplo. También aquellos que miran a través de su ventanilla sin reparar en nada más allá de sus propio interior.

Luego estan los silencios forzados que irrumpen de súbito tras una larga conversación, cuando ya no queda más que decir, o bien cuando el tema que tratamos se pierde en su propia muerte súbita: ¿Cuánto puede durar una conversación entre dos desconocidos acerca del tiempo? Si ya dura 0,1 en un ascensor no te digo nada en un cubiculo movil de 2 m2.

Alguna vez después de una buena conversación (del tiempo como factor meteorológico o como factor metafísco, da igual) he intentado hacer un enlace de temas en sentido inverso hasta llegar a lo primero con lo que empezamos… y es curioso ver con que tonterias enlazamos temas y lo difícil que es vover a los origenes de uno mismo.

Pero lo que es terrible verdaderamente son los silencios obligados, los que te imponen las distancias y la falta de comunicación, el NO de la otra persona, eso es dificil y saber superarlo o seguir para delante es dificil, admiro a los que saben echarle fuerza y superarlo.


Y llegado a este punto me miro y me pregunto: ¿cual es el mejor silencio...?


El que provocan tus miradas, tus caricias, tu boca. ¿Qué más da si el resto del mundo no me habla?


viernes, 16 de septiembre de 2011

Todas Las Personas Son Iguales

Sucedido Nº 1

Señora de unos 70 años. Pelo estirado hacía a tras recogido en una coleta, vestida de negro de luto riguroso. Olor a sirena atufante...

(YO): "Bueenas... ¿a donde vamos?..."

(ELLA): "A mi casa..."

(YO): "Yá... (pausa) me imagíno... ¿pero donde se hubica...?"

(ELLA): "¿Mánde...?

(YO): "Que dónde se encuentra...?"

(ELLA): "¡Pos en un tásis... no te fastidia, ámos digo yó..."

Me relajo, miro por la ventana viendo a la gente pasar. Reanudo el dialogo de besugos:

(YO): "A ver, mujer... ¿que donde la llevo... donde esta sú casa... donde vive usted?

(ELLA): "Mire... vaya llendo pá-lánte, que ya le digo yo por donde tié que metése... yo no tengo porqué decirle a un desconocido mi direccion..."

-------------------------------------------

Sucedido Nº2.

Macarra punky en decadencía total. Botas negras con hevillas, pantalones jeans negros gastados, sucios, camiseta de tirantes con logotipo de Sociedad Alcoholika. Olor a nomelavo porlamorning novayaaser quemeresfríe... osea, a sobaco.

(EL): Jefee... Sólo tengo 10 €, cuando marque 10 €, me bajo... ponga el aire que me ajjfisío..."

A unas cuantas manzanas de su destino, con el taxímetro marcando 9.50 €, el Jonhy Rottem de pacotilla  me pide que le pare ahí mismo.

(YO):  "Aun quedan 50 céntimos para llegar a los 10 €..."

(EL): "Ya lo sé, pero quería darle algo de propina como un señor de essos, ¿sabe?... uno es escoria pero buen tio..."


-------------------------------------------

Sucedido Nª3


Mujer tatuada sensualmente en su cadera, me indica una calle de La Latina donde había quedado con un hombre desconocido que había contactado con él a través del Segunda Mano para comprarle un teléfono móvil.

A raíz de ese dato me contó su historia, no me apetecía nada escucharla... pero no consultó:


(ELLA): “Ayer me robaron el móvil mientras comía en una cervecería... Lo tenía encima de la mesa, y ya ves…"

(YO): "Cuanto lo siento." (Falso de toda falsedad... me importa un rabano).

(ELLA): "Se lo llevó un tipo con tanta velocidad que no pude reaccionar a tiempo..."

(YO): "Son cosas que pasan, supongo..."

(ELLA): "Sí, pero verá: cuando llego a casa me encuentro sobre la cama una nota de mi novio; que me deja, que acaba de tomar un avión a Sevilla y que no quiere saber nada de mí... No entendía nada, así que le llamo y me explica que esa tarde me había llamado al móvil y lo había cogido un hombre. Antes de poder explicarle que me lo habían robado, me cuenta que ese hombre le dijo que en realidad yo estaba enamorada de él y que esperaba un hijo suyo..."

(YO): "¡Que-mestá-contanndo!

(ELL): "Ni estoy embarazada ni enamorada de otro que no sea mi novio... Y ahora me ha abandonado, y no me deja explicarle nada…”.


-------------------------------------------

Les voy a decir SOLO una cosa...

¡La Virgen...!

Y yo que pensaba que tenia problemas... y al final:

¡TODAS LAS PERSONAS SON IGUALES!


jueves, 15 de septiembre de 2011

Querido Afligido


No me conoces, pero yo a tí si.

Despues de "Islero" que mató a Manolete, "Avispado" que mato a Paquirri y "Burlero" que mató al Yiyo. Con permiso de Ratón, eres uno de los toros que se ha echo mas famoso en este pais. Y por eso te quiero dedicar estas reflexiones de todo a cien dentro de mi taxi.

No te lo vas a creer Afligido, pero pienso que habían puesto nombre a tu destino, si fuera el destino lo que rije nuestras vidas. Acabo de mirar en un diccionario y tu nombre significa: "afectado, aquejado, molestado, apenado, doliente, desconsolado, angustiado, etc... ¡Tiene guasa!

Hoy he leido tu peripecia y participación en las fiestas de Tordesillas (Valladolid) y de como has sido el segundo protagonista del día, el primero ha sido  (por supuesto) Oscar "El zamorano", que ha sido tu verdugo y asesino.

Y el tercero ha sido alguien que por su ausencia ha hecho que tu agonia fuera execreable, resulta que el que estaba encargado de darte la puntilla no vino... y tuvieron que apuntillarte con un destornillador cuando vieron que despues de 30 minutos de larga y cruel agonia... ¡no te morias!

Que poca verguenza la tuya, no solo fuiste un toro un poco blando, pues no entrabas a matar a nadie, sino que ademas agonizaste por querer tener un ultimo aliento de vida.

Encima he leido las declaraciones de tu asesino en las que a parte de vanagloriarse de haberte asesinado, como un psicopata ha declarado a El País:

-"Me siento como Cristiano Ronaldo. Eres como Dios..." - Valiente payaso...

Has durado 14 minutos con vida desde que te han soltado en la dehesa, el año pasado solo duró 11 otro morlaco como tú.

Encima te aferraste a la vida, te punzarón vilmente y cobardemente, y para que nadie sufriera de ver como agonizabas (no vaya a ser que alguien coja un trauma...) te taparón con una lona hasta que murieras, pero duraste demasiado y descabellador no estaba... a falta de pan solo hace falta buenos destornilladores para seccionar tu medula espinal y hacer que mueras en el acto.

Que tristeza me ha dado esta mañana leer tu final, Afligido. Que tristeza saber que todavía la gente disfruta con cosas así o tirando una cabra desde el palomar.

En fin, lo que me da mas tristeza es que tu muerte y la cronica de ésta por los medios de comunicación ha sido en vano, porque se seguiran celebrando las fiestas de El Toro De La Vega.


Y el año que viene nadie se acordará de tí...

Hoy pensando en tí me siento como tu nombre... Afligido.



miércoles, 14 de septiembre de 2011

La Media Verdad

Le recogí una noche de lluvia, no hacía demasiado frio, o al menos yo no suelo tenerlo, me preguntó si estaba casado o tenia pareja.

-"Que directo..." - pensé y empezamos una conversación existencial sobre la relación de pareja, el como los secretos o las verdades a medias pueden gangrenar el amor.

Me consultó el caso de un amigo (eso decía, aunque yo sabía que era él), que guardaba un secreto universal y eso le estaba matando por dentro. Porque había encontrado el amor verdadero y no sabía si descubrirse o no por miedo a la reacion de su amada. Me pregunto que si estuviera en su piel, yo que haría.

- "Hombre la fidelidad y la lealtad a tu pareja es vital, que no le reserves ninguna información que pueda hacer que pierda la confianza en tí. Pero claro, la contra partida es aceptar esa opción de tu pareja..." digo yo..."

La respuesta, aunque era politicamente correcta, dejó a mi cliente en silencio el resto del trayecto. cuando me pagó antes de salir me dio las gracias y me dijo que le había ayudado a contestar a su amigo.

Entró en su portal, dejó el paraguas en el cubo que tiene preparado el portero para que no le mojen el marmol ocre del suelo, tiene tanto brillo que hasta las manchas de humedad del techo se reflejan como si se le hubiera caido leche a alguien.

Entró sigilosamente a su casa, ya era tarde y no quería despertar a su chica, llevaban solo 8 meses viviendo juntos en la casa de ella y todavía ella no entendía como Chispa (su Yorky) podía tenerle tanto miedo, evidentemente no se le acercó a saludarle, se quedó en su camita de la habitación.

Se sacó la camisa y la tiró a un costado. Se desabrochó el reloj, un molesto objeto que nunca se acostumbró a tener en la muñeca y el anillo de compromiso. Notó en ese instante, que no estaba dormida y que había ganado su atención y le dibujaba una sonrisa, y preferió subir la apuesta...

Se despegó las cejas de un tirón, las dejó en la mesita y luego se arrancó la peluca dejando expuesta su calvicie... Estaba completamente convencido de que tenía que decirle la verdad, y continuó desnudándose delante de ella.

Ella puso cara de no entender lo que estaba ocurriendo, pero estaba callada y no dejo caer su preciosa sonrisa. Como si en el fondo supiera que algo era superficial en él, pero su amor era mas fuerte de lo que pudiera ser normal, le amaba y decidió aguardar en calma.

Se quitó los zapatos, desabrochó el cinto y se bajó los pantalones como tantas veces lo había hecho en su presencia, pero esta vez la finalidad era otra.

- "No soy quien te dije que era...", le confesó apenado y ella se marchó asustada, segundos antes de que se bajara la cremallera de su espalda y se mostrara tan verde como era.


Les voy a decir una cosa...

Si el interior de la pareja le gustaba, debería haberle dado igual que fuera calvo y de color verde. Es más, conocer su verdadera identidad debería haber alimentado su curiosidad morbosa. 

Es alucionante saber de repente que te estás interrelacionando con un alien, y sabiendo de antemano que es pacífico y que ha vivdo tranquilamente un tiempo bajo su apariencia humana no debería provocar ningun shock.

Vamos, que hay mujeres que se asustan de cualquier cosa….


martes, 13 de septiembre de 2011

Todos Dicen I love You

Les voy a decir una cosa...

Sentimos tocar la luna cuando nos enamoramos de verdad. A veces, nos enamoramos el mismo día de distintas personas o de la misma por espacios de tiempo. No nos damos cuenta que el sentimiento es incostante, nunca se queda en un estado fijo.

Cuando estamos enamorados no vemos mas allá de las perfeciones de la persona amada. Aunque le falte un ojo y lleve una pata de palo, nos parecerá el ser mas atractivo y maravilloso del mundo.

Este fin de semana ha sido un puente que podría denominarse, puente del amor en Madrid. El viernes lleve a varias parejas que venian a hacer turismo sexual. Entre ellos, claro. Tambien entre copas y copula visitarían algun museo, supongo.

Pero hubo una que me dió cierta tristeza. Venian felices de la c/ De La Cava Alta. Habían estado de vinos toda la tarde y estaban con ese puntito que nos gusta coger cuando bebemos, no digo que fueran chispados o perfmados, solo digo que se notaba que estaban algo alegres.

En medio de un magreo e intercambio de fluidos salivares él en un alarde de pasión y ternura le apartó el flequillo del lateral de su cara y le dijo:

- "Te quiero..." - esperando respuesta de ella.

Ella sonrió y le besó pero de repente, él la apartó y la dijo con expresividad de alguien que desea oir una respuesta:

-"Te he dicho que te quiero..."

-"Ya te he oido..." le dijo sonriendole.

-"¿Y...?"

-"Ya lo sabes... por cierto, ¿quieres que les diga en el hotel que nos suban champan?"

Él, decepcionado, descolgó sus brazos del abrazo y se puso a mirar la ventana que daba a su izquierda. Ella notó que el estaba enfadado y cojiendole de la mano le dijo:

-"¿Que pasa ahora...? ¿Eres como un bebe que tiene que oir la respesta que desea oir...?. Sabes de sobra que te quiero. No se vivir sin tí... ¿que mas quieres...?. Vamos a disfrutar del finde, no lo estropees ahora..."

Volviendose a ella y haciendole una tenue sonrisa la dijo:

-"Simplemente quiero oir decirte espontaneamente y sin venir a cuento que me amas. Necesito sentirme querido pero de verdad. Yo te amo desde que te ví por primera vez. Y soy consciente de que me tienes cariño. Pero necesito sentirme querido. Y muchas veces se que no lo soy."

Me pidió parar me dió 15€ y me pidió que acercara a la mujer al hotel, dijo que necesitaba andar. Ella no se movió, es mas no dijo nada. No lloró y eso que me aposté a mi cojín que lo haría, perdí la apuesta.

El problema de la convivencía, es que si no la llenamos de ridiculas moñadas, se seca y produce rutina. Y la rutina hace que las tipicas cosas que nos echaban para atras al conocer a nuestra persona amada nos apaguen el corazón y tambien el amor. Y entonces los sentimientos no fluyen y por tanto descubrimos que no hay amor, solo cariño.

Y cuando descubrimos que sabemos diferenciar el cariño del amor, en realidad es como cuando descubrimos que los reyes magos ni eran reyes y ni eran magos... ni fueron 3. Simplemente no queremos a esa persona. Y contra eso hay poco que hacer.

El error, pienso yo, es mendigar el amor. Poner nuestras espectativas en alguien que no nos ama es un bucle suicida. Porque si es cobarde nunca nos dirá la verdad, solo dirá lo que queremos oir.

Y en este caso ni eso.

Solo la oí decir "es el final...", supongo que supo desde que abandonó el taxi lo que pasaría cuando llegaran a casa, a su vida. Mentalmente se echaba la culpa de haber forzado su reacción, pero en realidad él no podía esperar lo que ya no siente.

Salió del taxi lentamente y en silencio y entró en el hotel sola. Como en el fondo quería estar desde hace mucho.

lunes, 12 de septiembre de 2011

El Ego Que Nos Une



Me para por mi recorrido laboral en esta ciudad un joven atractivo y de buena presencia, alto, pelo canoso y piel cuidada, metrosexualmente hablando. No se confundan, uno es totalemente hetero pero reconozco que los hombres con cierto gusto estetico son visualmente atrayentes, no solo para las feminas, sino tambien para los feminos aunque no lo queramos reconocer.

Mantenia una conversación por su telefono celular cordial con una mujer. Como con alguien con la que hubiera tenido una relación y quería saber que tal estaba. Cuando se despide se queda unos segundos mirando la calle, en silencio, meditando en sus recuerdos. Ysin venir a cuento me dice:

- "Es curioso como es la vida, he pasado de ser un amante voraz con esta mujer a una simple amistad aseptica y apatica... Que lastima Damian..." - Su tono era de nostalgia contenida mezclada de tristeza.

-"A veces se tiende a confundir el amor con el sexo. Bueno, es lo que nos bombardea la cultura visual de la tv o el cine o la literatura..." - dije, como siguiendole pero sin saber por donde iba a derivar la conversación - "ya no sabemos que es amor o que es compañia o que es afecto..."

-"Mire, hace unos años tuve una breve, aunque intensa relación, con esta chica motivada en ambos casos por una simple y llana atracción sexual. Apenas teníamos nada en común, nuestras conversaciones eran breves o aburridas, lo que derivó en contactos meramente carnales que crecían en intensidad por momentos, hasta el grado mismo de la obsesión.... Tras unos cuantos meses de intercambios mutuos de fluidos nos dimos cuenta que aquello no era sano, que no conducía a nada... y dejamos de vernos... Desde entonces hemos hablado tres o cuatro veces desde la distancia, por simple compromiso, o para guardar el protocolo, o para no cerrar de forma definitiva y tajante las puertas del deseo..."

Hizo una pausa, iba sonando mi cd de Depeche Mode (que raro) Playing The Angel y él empezó a secarse una tenue lagrima mientras sonaba Nothing´s Impossible. Parecía que se ponia en la piel de Dave mientras este cantaba como se sentía ante un amor perdido. Y prosiguió:

 - "Esta ha sido la última llamada que tendre con ella. Me ha dicho que está enamorada de un hombre... deberia estar feliz por ella pero no lo soy - dice con una sonrisa reteniendo el dolor - acaba de entrarme en el cuerpo un ataque de celos terrible... Sería capaz de matar a ese tipo con mis propias manos, y luego matarla a ella, y luego... matarme..."

Entonces le pregunto:

-" Pero... ¿está realmente enamorado de ella... porque no le explica como se siente...?"

-" No. No tiene nada que ver con el amor... mire, me estoy ahogando, necesito respirar... déjeme aqui y gracias por escucharme..."

Y se bajó, se aflojó la corbata y empezó a caminar mirando la luz de la noche en Madrid y tras cruzar un paso de peatones, dobló la esquina.

-"¿De dónde vienen esos celos entonces...?" - me pregunté.

La respuesta es clasa y simple: Los celos llegan por la inevitable comparación. es una especie de lucha de egos.

Está comparando al otro con él, porque su irracionalidad le obliga a pensar que no puede haber alguien mejor que él, ya sea en la cama o en cualquier otro campo. Apenas hablaba con ella, cosa que seguramente el otro sí lo hace, entre muchas otras cosas. En realidad no le importaba ella; lo que le importa era su ego dañado.

El maldito ego. Ese, que nos hace cometer locuras en el falso marco del amor.


Les voy a decir una cosa...

El mundo está lleno de medias naranjas que encajan a la perfección con otras medias; pero las naranjas, en ciertos casos, producen acidez de estómago, o escuecen si se exprime su jugo sobre una herida recién practicada.

El problema es que muchos no aceptan su parte de culpa, ni lo haran nunca. Y la unica solucion es hacer daño porque a ellos les han echo daño. Y por desgracia, mueren demasiadas mujeres, y algun hombre, por el golpe a su ego.

Apagué el taximetro, y de camino a casa volví a escuchar a Dave y su "Nada es Imposible". Que lo disfruten.




NADA ES IMPOSIBLE

Sólo dame una razón, algun tipo de señal
Voy a necesitar que un milagro me ayude esta vez

Escuché lo que dijiste, y siento lo mismo
Yo sé en mi corazón que tengo que cambiar

Hasta las estrellas se ven más brillantes esta noche
Nada es imposible

Aún creo en el amor a primera vista
Nada es imposible

¿Cómo llegamos a estar tan separados?
Hagamos un cambio... volvamos a empezar 

Quiero estar contigo... tener algo para compartir
Quiero estar cerca de ti... a veces eso me importa

Hasta las estrellas se ven más brillantes esta noche
Nada es imposible

Aún creo en el amor a primera vista
Nada es imposible

domingo, 11 de septiembre de 2011

La Extraña Palidez

Cuando subió a mi carromato, despedía candidez mezclada de seguridad en sí misma. No creo que tuviera mas de 40 años, era guapa y con el pelo corto, muy cool.

Tres curvas y varias manzanas despues empezamos a comentar lo complicado que es conducir en madrid:

-"Hombre, al principio asusta bastante empezar a trabajar en esto - dije haciendome el interesante - pero luego el día a día... va haciendo a uno coger experiencia..."

-"Quíte, quíte... para mí sería un mundo el trabajar con la tensión y agotamiento mental que supone este trabajo... y luego está lo de conducir sabiendo que hay vidas que dependen de mí... mire, nunca me propuse sacarme el carné de conducir, pero al separarme decidí hacerlo... llevo 2 meses con él, para obligarme a practicar me compré un coche de segundamano, muy mono... un... ¡buf! no se ni decirle la marca o el modelo... ¡un Mini!, eso es... un precioso Mini...  No lo llevo mal, aunque me da un miedo meterme en las autopistas, con todos los coches como locos..."

Mientras hablaba, movia las manos con sultura y sus expresión facial era intensa, imaginé que su risa sería escandalosa y contagiosa.
Entonces decidí sacar a paseo mi gracejo, mi humor de chichinabo, mi chispeante ja-ja-já continuo que tantas y tantas alegrias había proporcionado en el circo de la vida. Sin dejar que volviera a decirme algo más solte con total tranquilidad:

-"Ah, eso está genial... - y empecé a incorporarme a la M30 - Pues si es así de positivo... a ver si em animo de una vez y me apunto a una autoescuela y me saco de una vez el carnet yo tambien... porque esto de ir en un taxi robado..."

De súbito, la mujer palideció como si hubiera visto una reata salvaje de niñas del Exorcista.

Luego abrochóse el cinturón de seguridad y agarrando la puerta con una de las manos, note como iba pasando de color carne rosada a sépia cruda.

Al advertirme el espejo de aquel comportamiento mojado en pánico (esperando que el asiento no...), reculé por empatía cobarde confesandola y tranquilizandola: 

- "Es una broma... tranquila mujer… que llevo todo en regla y el taxi esta legal... y te estoy llevando a donde me has pedido..."

Y la sonreí, pero no tuve respuesta positiva por su parte, ni real. Se calló con gesto de enfado y no volvió a dirigirme la palabra.

Les voy a decir una cosa...

Las grandes ciudades están perdiendo a una velocidad alarmante el sentido del humor.
Cuando llegamos al destino, solo abrió la boca para decirme un simple "adiós". Decepcionado por la incomprensión del amado público, guarde en la guantera mi narizota de payasíto para otra ocasión.
¡Que dificil lo tenemos los cómicos!

viernes, 9 de septiembre de 2011

El Dilema

Subió a mi carromato a eso de las 19:48.

Me indicó el destino pero no habló nada más. Estaba como molesto, desafiante, tristón, amargado. Hombre gris de cara gris, ojos siniestros y boca de pocos amigos.

Salió tan rápido que se dejó olvidado su bolsito de mano. Era una de esas mariconeras de piel y asa que acostumbran a llevar los hombres con canas y cierta edad. Me dí cuenta cuando ya era demasiado tarde, como a los 20 minutos.

- ¡Mierda! Ahora tengo que abrirlo para ver si tiene alguna direcciòn o DNI o lo que sea para intentar llevarselo... o llevarlo a una oficina de Objetos perdidos... - pensé.

Abrí la cremallera maldiciendo mi suerte cuando, para mi sorpresa, encontré lo que jamás podría haberme imaginado:

El bolsito contenía una pequeña caja de cristal con uñas y pestañas postizas, pintalabios de colores chillones, maquillaje en base, polvos blancos, una brocha, sombra de ojos y una hilera de tres preservativos de diferentes sabores (plátano, fresa y melón, para ser exactos).

También encontré la tarjeta de un famoso club de Drag Queens que esta en cerca de Sol.

En fin, que ahora dudo entre acudir a ese garito para devolverle al hombre gris su doble vida, o bien quedármelo y maquillarme la cara, los labios o resaltar ms pomulos que estan muy feos...

¿Qué hago...?


miércoles, 7 de septiembre de 2011

2:32

Insulto - ¡hijodeperra! - a un camión que invadió vilmente mi carril sin previo aviso y este gesto me hace sentir mal. Me siento culpable, no por la mala praxis del contrario, sino por mi inapropiada reacción (no tenía que haberle llamado hijodeperra... no me reconozco, estoy fatal).

En el próximo intervalo, desde que pierdo de vista al insultado hasta que sucede otra circunstancia que desvía y ocupa de nuevo toda mi atención, en el fondo me siento mal. El intervalo ocupa un total de 2 minutos y 32 segundos.

Después de esos 2 minutos y 32 segundos un mensaka novato se detiene junto a mi taxi, levanta la visera de su casco y me pregunta "¿cómo llegar a la Nacional III?", dirección Valencia. Le digo que me siga, que precisamente también pensaba tomar esa dirección. Se abre el semáforo, acelero y la moto comienza a seguirte. Al instante olvido el incidente del hijodeperra, ahora toda mi atención se centra en no perder de vista al mensaka novato a través del retrovisor.

Comienzo a sentirme bien... util... lo que hago es importante para alguien desconocido y sin remuneración. Y cuantas más calles recorro con él siguiéndome, mejor te siento.

Asocio mi bienestar con el motero. En cierto modo, mi estado de ánimo depende de él. Por eso al llegar a la autopista, en lugar de tomar el desvío que tenía previsto, continúo delante de su moto.

Él ya conoce el camino, así que me adelanta y me levanta el brazo en señal de agradecimiento. Para el motero, yo ya he cumplido mi misión.

Sin embargo me resisto a perder mi preciado estado de ánimo y acelero, le adelanto yo a él, y vuelvo a dejarle a mi espalda. Insisto en seguir siendo su guía.

El mensaka novato vuelve a adelantarme y luego yo a él.

Se lo ha tomado como un ‘pique’ entre ambos, pero mi carrera es otra. En el kilómetro 53, el motero se desvía para echar gasolina. Se detiene en un surtidor y me planto delante, con la intención de esperarle. En esto se acerca  y me dice:

- ¿Pretendes que te pague por seguirte, taxista? me dice indignado.

- No... Sólo quiero que me sigas, sin más...

- ¿A dónde? ¿eres marica? – me dice quitándose el casco.

- No quiero volver a Madrid solo. Me comen los monstruos...

- ¿Los monstruos...? Te diré algo: como continúes siguiéndome, llamo a la policía… ¡hijodeperra!


Les voy a decir una cosa...

Creo que a veces estoy loco. El mensaka no se sintió mal por insultarme, seguro.

No recuerdo mas... sonó el despertador y me levanté.

¡Que horror, me llevo el trabajo a la cama...!

Hasta Morfeo se ríe de mí.